fbpx

Herramienta #1 Quesitos Rellenables

La primera de las múltiples herramientas que vamos a ver en esta sección, en este caso una manera para hacer un seguimiento sencillo de algunos cambios que queramos hacer.

Recuerda que si quieres escuchar el formato podcast puedes seguir el siguiente enlace https://mykdiet.com/91-herramienta-de-los-quesitos-rellenables/

Bienvenidos y bienvenidas a esta nueva sección en la que voy a compartir con vosotras y con vosotros herramientas muy prácticas que serán de utilidad para poder cambiar nuestros hábitos y conseguir de esta manera nuestros objetivos.

Todas las herramientas que iremos viendo son herramientas que o bien he recomendado, o he utilizado en alguna ocasión. Algunas son creadas por mí en base a las necesidades que he ido observando mientras que otras las he conocido en formaciones, charlas o a través de otros profesionales y me han parecido interesantes y realmente he visto que funcionan.

Por supuesto no hay que utilizar todas las herramientas ni todas ellas son para todo el mundo, escoged en base a vuestra necesidades.

¿QUÉ SON LOS QUESITOS RELLENABLES?

Los quesitos rellenables son ni más ni menos que el típico gráfico circular que hemos hecho en alguna ocasión, de hecho es tan sencillo como crear un gráfico circular en algún documento de texto, o en una hoja de cálculo y poner todo del mismo color para ir rellenando conforme lo necesitemos.

De hecho para que lo veáis os dejo para aquellas y aquellos que estáis unidos a la plataforma el descargable tanto de distintos quesitos variando el número de estos como un ejemplo de una de sus posibles funciones.

Recuerda que si te suscribes tendrás acceso no solo a todos los cursos, sino también a consultas, menús y mucho más.

Si ya estás suscrito solo tienes que .

Por supuesto si no estáis unidos a la plataforma no os preocupéis ya que voy a explicar muy bien su funcionamiento, simplemente es un extra añadido que he querido dar a l@s miembros de la plataforma.

¿CUÁL ES SU FUNCIÓN Y CÓMO USARLOS?

Realmente su función es muy simple es una manera muy sencilla de poder llevar un seguimiento de ciertas cosas que queremos o conseguir o limitar.

Luego pondremos ejemplos ahora voy a explicarlo un poco más grosso modo, imaginad que tras haber decidido la estrategia que vais a seguir los hábitos que vais a cambiar etc… Queréis llevar un seguimiento sencillo de esto.

Puede ser por ejemplo algo que queréis controlar o limitar, es decir, que tenéis un máximo de veces ya sea diarias, semanales o mensuales que vais a hacer determinada acción, pues pongamos como ejemplo que vais a poner un máximo de 4 veces en semana.

Pues es tan sencillo como que tengáis vuestro quesito de 4 partes, a ver, podría no ser un quesito y ser un cajetin o cualquier cosa que pudiesemos ir tachando, pero la herramienta como la suelo usar es de esta forma, entonces a lo que ibamos tenéis un quesito de 4 partes que es vuestro máximo.

Ese quesito lo podéis tener donde queráis, quizás queréis pegarlo en la nevera con una cuerda un rotulador, por ejemplo podríais comprar una pizarrita que se pueda borrar y tenerlo de esa forma siempre a mano y podéis cada semana borrar y tenerlo nuevo, pero vamos eso como queráis puede ser en la nevera, o puede ser en algún medio electrónico, o si no os importa gastar papel pues en papel mismo. Lo importante es tenerlo siempre a mano.

Entonces lo que hay que hacer es cada vez que hagamos eso que queremos limitar marcamos un quesito ¿Y esto de qué nos sirve?

Pues nos sirve para ser conscientes, que es algo que muchas veces no nos damos cuenta, cuando somos conscientes de las cosas nuestras decisiones suelen cambiar, entonces en este caso dijimos que ibamos a limitar a 4 veces en semana, y de repente vemos que el jueves ya hemos marcado todos los quesitos, en un hipotético caso en el que no tuviésemos los quesitos probablemente no nos pararíamos a pensar en la decisión que vamos a tomar.

Pero en este caso justo antes de abrir la nevera vemos que tenemos ya todos los quesitos de la semana rellenos, y eso hace un pequeño click en nuestro cerebro y nos planteamos la decisión que vamos a tomar, en ese momento recordamos todos los aspectos que implicaban el cambio de hábitos que ibamos a hacer, lo que ibamos a conseguir y la voluntad que tenemos por conseguirlo, por lo que puede que digamos, pues me aguanto y se acabó por esta semana.

Igual puede ocurrir al contrario, no hace falta que lo usemos para limitar, también podríamos usarlo para llegar a algo. A lo mejor hay algo que queremos hacer al menos 5 veces al mes, pues ocurriría de una forma parecida.

Puede que llegue mitad de mes y digamos solo he rellenado una, tengo que ponerme las pilas para llegar a las 5 y entonces ese click, ese pequeño momento de reflexión puede ayudar enormemente.

Pero pongamos unos ejemplos para que quede mucho más claro.

EJEMPLOS

Primer ejemplo

Como primer ejemplo vamos a poner que nos hemos decidido a practicar actividad física, lo que es algo genial, pero vamos a empezar poco a poco, nos hemos decidido salir a correr al menos 2 veces a la semana, o a dar un paseo largo, o bailar, o al gimnasio, la actividad que os dé la gana, pero vamos a intentar hacerlo dos veces por semana.

Entonces nosotros decimos bueno pues voy a llevar siempre un quesito recortado en pequeño en la cartera y de esa manera lo tengo siempre a mano y es algo que miro todos los días, o en el abono.

Bueno pues el Lunes que es el día en el que solemos empezar las cosas te decides a correr un poco, vas sales, corres un rato, te sientes bien, abres tu cartera y marcas uno de los dos quesitos de la semana.

Genial! Piensas para ti… Ya solo queda uno para cumplir la semana.

Pero, ¿Qué ocurre? que la semana se va complicando, mucho estrés, poco tiempo, trabajos atrasados, los niños, la familia….

El caso, que cuando te quieres dar cuenta llega el sábado por la mañana, vas a comprar el pan y cuando miras la cartera ves ese quesito relleno, que solo hay uno de los dos y en ese momento te paras y piensas, ¡ES VERDAD! Que yo me había planteado correr dos veces a la semana, pero gracias a verlo, gracias a tenerlo a mano quizás esa misma tarde, o antes de comer sales a correr para poder rellenar ese otro queso.

Pero no es lo mejor, sino que además probablemente esa situación haga que la semana que viene lo consigas incluso antes, y te decidas a hacer un día más, o no, pero el caso que te ayudará a cumplir ese objetivo.

Segundo ejemplo

Vamos a por un segundo ejemplo, En esta ocasión imaginemos que nos encanta algún tipo de postre, o de bombón o de chocolate y solemos tenerlo en casa porque no queremos privarnos de él, pero resulta que en nuestra estrategia hemos decidido que vamos a limitar su consumo, y vamos a tomarlo únicamente 3 veces a la semana.

Pues entonces recordamos que vimos esta herramienta y decimos voy a comprarme una pizarrita para apuntarlo, así que con toda tu buena fe y tus ganas de conseguir lo que te propones vas a comprar tu pizarra y la pones en este caso en la nevera, porque es allí donde tienes guardado ese alimento, o quizás en la alacena. En este caso pongamos que son flanes de chocolate y que los tenemos en la nevera.

Bueno pues ya lo tienes en la nevera con tus tres quesitos, y resulta que el martes te apetece y abres la nevera coges el flan y al cerrarla dices:

Ah es verdad! Que tenía que apuntarlo, y apuntas tu primer quesito.

Luego al día siguiente vuelves y te tomas otro, que también lo apuntas, porque claro realmente tu hábito ahora mismo es tomarte mínimo uno diario por lo que lo haces sin pensarlo, pero ya estás apuntándolo que es lo que te va a ayudar.

Y llegar el jueves, terminas de comer, vas a la nevera pensando en ese flan y cuando llegas ves que solo queda un quesito por rellenar.

AY Dios mio, si solo puedo tomar uno más en toda la semana! Te dices a ti misma

Por lo que quizás el ver eso haga ese click y pienses pues mira, me lo voy a reservar para tomarlo en otro momento en vez de hoy, y quién sabe puede que llegue el domingo y digas si no me lo he tomado en toda la semana, ya aguanto sin tomarme uno hoy, o no, pero ya habrás sido consciente de esa decisión.

Tercer ejemplo

Y pongamos un último ejemplo también para el que puede ser útil, en esta ocasión estás preparándote un menú semanal, y como has sido previsor o previsora tienes tus quesitos con aquellos alimentos o grupos que vas a limitar y esos que tienes que consumir más a menudo.

De esta manera tienes solo dos quesitos para las carnes rojas, uno para la bollería, y uno más para los espaguettis porque te encantan, pero no solo eso, también tienes unos mínimos, te has puesto 5 raciones de verdura y 7 de fruta como mínimo, además de que has querido añadir dos quesitos mínimo para las legumbres.

Entonces como tienes eso preparado estás sentada o sentado pensando el menú de la semana y apuntándolo en tu portátil que es además donde tienes los quesitos, y a medida que añades alguno de esos alimentos lo marcas cambiando el color del quesito.

Y cuando terminas el menú los máximos probablemente no te hayas pasado porque ya te habrás dado cuenta, pero quizás no has llegado al mínimo de verdura, y te dices:

Bueno! Pues esto habrá que solucionarlo…

Así que miras de nuevo tu menú y como te faltaban dos raciones por añadir, cambias dos de las comidas y dices voilà ya he cumplido!

Como veis existen multitud de situaciones en las que puede ser útil, y también muchas formas de tenerlo a mano, desde la cartera, pasando por una pizarrita hasta un portátil o lo que se os ocurra.

¿PARA QUIÉN PUEDE SER DE UTILIDAD?

Pues cómo habéis visto puede ser de utilidad para cualquiera que se haya marcado unos máximos o unos mínimos en ciertas acciones, o en ciertos alimentos y crea que le puede costar el hacerlo sin un poco de ayuda.

También puede seros de utilidad para diseñaros vuestros propios menús en la semana como en el último ejemplo.

RESUMEN

En resumen es una herramienta que pese a no ser la panacea puede ser de mucha ayuda para conseguir esa consciencia que en ocasiones nos falta, ya que cuando activamos el modo automático los días van pasando sin que nos demos cuenta, y muchas veces no sabemos ni lo que hemos hecho, al tenerlo tan visual y tan a mano es más fácil que reflexionemos sobre las distintas actuaciones que hacemos.

Así que nada, todo el mundo a tener sus quesitos a mano, y si me mandáis fotos de los vuestros me sentiré genial de saber que lo estáis probando y que os está ayudando.

Y nada más, hasta aquí la herramienta de hoy, espero que os haya resultado de utilidad y nos vemos mañana de nuevo, hasta pronto!

Deja un comentario