fbpx

Cuáles son los síntomas de la falta de Vitamina B12

Hoy hablamos de los síntomas de la falta de Vitamina B12, vamos a ver si debemos preocuparnos y que podemos hacer con ello.

Hay que entender que como en muchas otras deficiencias puede haber síntomas que empiezan a producirse a corto plazo y otros que se producen a largo plazo, y de hecho algunos pueden ser enmascarados de tal forma que nos demos cuenta demasiado tarde.

Además hay algo que denominamos deficiencia subclínica lo que quiere decir que existe una leve deficiencia que no muestra síntomas, y por esa razón puede que aunque a largo plazo pueda producirnos algún problema a corto plazo no se observa.

Pero… ¿Es común esta deficiencia?

En general si observamos estudios, yo he mirado sobre todo en países de habla hispana ya que sois los que me estáis leyendo, vemos que en general cuando existe suficiente acceso a alimentos la deficiencia de B12 incluso a nivel subclínico no es común, pero ojo que existen algunos grupos que pueden tener mayor peligro de generar dicha deficiencia.

  • Personas que siguen una alimentación vegana o vegetariana: Debido a que la carne que tomamos nosotros está suplementada en B12 el animal o pastan en el campo y pueden generar dicha vitamina.
  • Personas que tienen malabsorción debido a falta de factor intrínseco o alguna patología que pueda provocar dicha malabsorción.
  • Personas mayores que suelen tener peor absorción.
  • Zonas con más escasez de recursos y una alimentación incompleta y desequilibrada.

Como vemos existen grupos que podríamos considerar en riesgo de tener esta deficiencia.

¿Cómo se detectan los primeros síntomas de esta falta de vitamina B12?

En primer lugar uno de los síntomas que nos suelen avisar de que algo malo ocurre suele ser el cansancio, pero claro tener únicamente cansancio no nos determina que realmente tengamos un déficit de B12, ya que podría ser de hierro, que estemos incubando algo, que tengamos algo de febrícula. Vamos que al final estar cansados puede decirnos oye pasa algo pero no nos asegura este déficit.

Realmente el primer paso que ocurre cuando comenzamos con un déficit de B12 sería la anemia megaloblástica, tenemos que tener en cuenta que nosotros tenemos unos glóbulos que se llaman glóbulos rojos que nos llevan oxígeno a todo el cuerpo.

Nosotros producimos muchos de estos pequeños glóbulos, ¿Y que ocurre cuando tenemos esta anemia? Pues dicho de forma poco científica esos glóbulos salen «amorfos e inútiles» Es decir, que ya no sirven para lo que deberían estar destinados, y en este momento ya decimos que existe esta anemia megalobástica, ¿Y qué síntomas vamos a notar?

  • Mucho cansancio y piel pálida
  • No tenemos hambre
  • Hormigueos y pinchazos sobre todo en las extremidades en manos y en pies.

Luego también es verdad que pueden aparecer otros síntomas como dolores de cabeza, pérdidas de concentración e incluso pequeñas úlceras en mucosas; Pero los tres primeros anteriores son los más comúnes.

Los síntomas que nos solemos encontrar son muy parecidos a los de otras anemias, ya que el primer paso de la deficiencia de b12 es un tipo de anemia denominada megaloblástica

¿Pero que tengamos estos síntomas nos indica directamente que tengamos falta de Vitamina B12?

Realmente no, porque estos síntomas también son parecidos a otros tipos de anemia, y además la anemia megaloblástica también puede deberse a un déficit de ácido fólico que encontramos sobre todo en alimentos de origen vegetal.

Por esta razón a veces nos confundimos y suplementamos con lo que no toca, si en este momento te suplementas con B12 y no con ácido fólico puede que o no remontes o enmascares el déficit de ácido fólico, y también al contrario si suplementas con fólico o tomas una gran cantidad de verduras puede que remontes pero que enmascares el déficit de B12 y que llegues a síntomas peores.

¿Qué ocurre si seguimos con déficit de B12?

Cuándo continuamos con este déficit, ya sea porque no se trata o porque se enmascaran los primeros síntomas entonces podemos llegar a un punto más peligroso.

Imaginaos un cable, sabéis que un cable fuera tiene un recubrimiento que lo aísla y aparte de evitar accidentes mejora la conducción rápida y eficiente de la electricidad ¿No?

Bueno pues nuestra neuronas imaginad como si fuese algo parecido, que fuesen cables que tienen un recubrimiento que se llama vaina de mielina que lo aísla, pues resulta que cuando tenemos déficit de B12 continuado en el tiempo se produce una desmielinización es decir, se quita ese aislante, ese recubrimiento que tenían ¿Y qué de malo tiene esto?

Pues que empezamos con los problemas neurológicos, por esa razón si se sigue una dieta vegana o vegetariana se recomienda el consumo de un suplemento de vitamina B12 si o si, ¿Qué síntomas tendríamos si estamos llegando a este punto?

Pues teniendo en cuenta que empezaríamos sobre todo con una disfunción comenzando por las extremidades serían los siguientes:

  • Hormigueos más fuertes y quemazones en manos y pies
  • Falta de sensibilidad en estas partes del cuerpo
  • Poco a poco podemos perder sensibilidad auditiva a ciertas frecuencias
  • Empezamos a perder propiocepción, que es la percepción de la posición de nuestro propio cuerpo.

Digamos que empezaríamos con estos síntomas lo que no sería nada agradable pero si esto continúa puede llegar a más ya que estamos comenzando con disfunciones neurológicas graves:

  • Psicosis
  • Esquizofrenia paranoide
  • Te empiezas a olvidar muchas cosas
  • Puedes llegar incluso al coma en casos extremos.

Además tenemos otros síntomas que pueden aparecer dependiendo de la persona y la forma en que esté afectando que irían derivando en pérdida de los distintos sentidos, gusto, olfato, tacto, vista. Incluso comenzando a variar la forma en que vemos los colores o llegando a disfunciones en distintos órganos que no realicen correctamente su función.

Si llegamos a los síntomas neurológicos entonces es que hemos esperado demasiado y hay que actuar rápidamente ya que son los síntomas más graves

Pero bueno lo suyo sería nunca llegar hasta estos extremos y detectarlo antes, para detectarlo en la mayor parte de las ocasiones basta con un simple análisis de vitamina B12, pero puede estar falseado por análogos de esta en nuestra dieta, aunque no quiero que quede demasiado largo este vídeo por lo que lo dejaremos para otro. Aunque explico un poco por encima este tema en el post que realicé sobre Vitamina B12 y vegetarianos hace tiempo.

¿CÓMO EVITAMOS ESTE DÉFICIT?

Cómo os digo no quiero alarga mucho más este post y podríamos tratar el tema en otro perfectamente, pero para daros una pequeña pauta podéis ver el vídeo/artículo que os he compartido hace un momento o sino seguid las siguiente recomendaciones:

  • Consumo habitual de carnes y pescados, el huevo y la leche también tienen Vitamina B12 pero la cantidad es menor y la mejor forma de asegurarse una correcta ingesta es con un consumo habitual de estos. Ojo porque ni siquiera es necesario un consumo diario, realmente con consumir carne o pescado 3 o 4 veces en semana deberíamos llegar a nuestras necesidades.
  • En caso de no consumir carne o pescado o que exista una malabsorción tomar un suplemento de B12 preferiblemente en forma de cianocobalamina 2 veces en semana 1000microgramos o 1 vez en semana 2000 microgramos. ¿Por qué dosis tan altas? Porque así nos evitamos tener que inyectarnos B12 ya que las megadosis de B12 atraviesan la barrera entérica directamente evitando la necesidad de que se unan al factor intrínseco del estómago y que su absorción sea correcta hasta cuando existe una malabsorción. Además es más cómodo tomarlo así que dosis pequeñas diarias.

Bueno espero que os sirva de utilidad el artículo de hoy y si queréis que hable acerca del tema de los análisis de vitamina B12 y sus problemas o de la suplementación o correcta ingesta de esta vitamina dejad comentarios diciendo qué os interesaría y por supuesto le meteré caña y me pondré manos a la obra.

Y como siempre os digo ha sido un placer estar un día más con vosotros y con vosotras y nos vemos en el próximo artículo hasta luego!!

Deja un comentario