Quimiofobia

Hoy vamos a hablar de la quimiofobia ¿pero que es esto?, es esa fobia a todos los aditivos y químicos que se ponen a la comida.

El texto a continuación es una transcripción del vídeo.

¿Entonces que es la quimiofobia?

Es todo aquello que se ve muy a menudo de ahí dios mío que tiene el e-567 o E-322 y muchas veces ya no queremos comprar ese producto esto se ha llegado por culpa de la industria alimentaria y nosotros hemos tenido parte de culpa, en muchas ocasiones la industria alimentaria ha puesto 00% natural sin porquerías añadidas y todos eso ha llevado a creer a las personas que el consumir productos que tengan algún tipo de antioxidante o de no se que es malo para la salud.

Además de que nosotros en muchas ocasiones decimos que tenemos que comer más materias primas, alimentos sin etiquetado, como base de la alimentación todo esto nos ha llevado a una especie de confusión que hace que creamos que cualquier cosa que tenga un antioxidante o alguna cosa sea malo para la salud y nada más lejos de la realidad.

De hecho por ejemplo la vitamina C seria el e-300 y esto quiere decir que cuando te tomas una naranja con su vitamina C te estas tomando el e-300, o el ácido cítrico que es e-330, es decir, que hay muchas cosas que creemos que son malas por tener el e detrás o porque son químicos y no es así de hecho por ejemplo una infografía que subí hace poco a mi Instagram que habréis visto en otros sitios es esta de aquí.

Realmente nos muestra que al final una simple manzana tiene muchos químicos pero no son químicos son cosas que están naturalmente presentes y que se añadan a otros alimentos no quiere decir que empeore este alimento.

Tenemos que tener en cuenta que la dosis hace el veneno y las dosis que se usan son dosis seguras, por lo que cuando vemos cualquier producto tenemos que saber que es seguro, pero OJO que sea seguro no quiere decir que sea inocuo y si hay aditivos que no deberíamos tomar en grandes cantidades o someterse a ciertos procesos.

Por ejemplo los nitratos o nitritos de la carne son necesarios para impedir que crezcan distintos microorganismos y duren suficiente pero claro estos consumidos en tanta cantidad y cocinados de forma concreta o con fuegos muy altos y demás sí que pueden provocar problemas es decir son necesarios en muchas ocasiones pero podemos darle un mal uso.

Por ejemplo los edulcorantes son otro aditivo que no debería consumirse en gran cantidad por cosas como las que ya he hablado en otros vídeos.

Por ejemplo los botes de legumbres tienen un antioxidante que sirve para que dure más tiempo y podamos consumirlas y sea una opción viable que nos ayude a aumentar nuestro consumo de legumbres, esto no quiere decir que el bote sea malo por tener ese aditivo, al final los aditivos nos ayudan a que dure más tiempo tenga mejores característica y en general son cosas que hacen que podamos comer de forma segura.

Que pasa que la industria nos ha metido esto en la cabeza y muchas veces nos pone que si 100% natural bla bla cuando eso no es lo importante y los ingredientes que tiene no son lo mejor para lo que deberíamos estar consumiendo…

Un gran ejemplo de esto es lo que ha ocurrido con el aceite de palma, ha habido tanta alarma social que han sacado una nocilla sin aceite de palma que la ponen como saludable, y NO, sigue siendo nocilla tenga o no aceite de palma.

¿Entonces es siempre lo natural mejor que lo químico? Pues no, de hecho los venenos más potentes son completamente naturales y todo de lo que estamos rodeados es química, y gracias a ello podemos comer de forma segura, por lo que realmente no tenemos que evitar los químicos.

Y ojo está claro que lo mejor es consumir todas las materias primas posibles pero esto no quiere decir huir de todos los aditivos que nos vayamos a encontrar por ejemplo hay aditivos naturales como la cochinilla que es colorante alimentario y es un bicho machacado. Y si, a alguno esto os puede dar algo de asco pero realmente esto quiere decir que no es un químico es un aditivo que se le añade por alguna razón.

Por lo que tenéis olvidaros de tener fobia a todo esto y tenemos que centrarnos en comer bien, en elegir los ingredientes que sean buenos las comidas mejores y gracias a eso vamos a conseguir llegar al punto que queremos que es esa salud y evitar todas esas cosas que nos puedan hacer daño.

¿Y vosotros? ¿Sois quimiofobicos? Espero que os haya gustado y hasta la próxima!

Deja un comentario