¿Por qué el estrés engorda?

Sabemos que el estrés suele asociarse a engordar y al sobrepeso, pero esto a qué es debido; Hoy vemos las posibles respuestas a esta gran pregunta!

El texto a continuación es una transcripción del vídeo.

En el vídeo de hoy vamos a ver por qué el estrés nos puede hacer engordar, seguro que habéis escuchado en multitud de ocasiones que el estrés puede hacer que engordemos.

¿Pero cuáles son las razones de que esto ocurra?

Existen multitud de razones por las que el estrés nos puede hacer engordar.

  • Psicológicos
  • Fisiológicos
  • Cambios fisiológicos que pueden afectar en lo psicológico y en lo conductual

Vale, esto está muy bien pero cuales son esas razones…

RAZONES PSICOLÓGICAS

En primer lugar podríamos optar por esas razones psicológicas, cuando nosotros estamos estresados estamos en un momento muy complicado.

Y por ello, lo que tendemos es a hacer cosas que nos intenten animar un poco, y claro, entre las cosas que nos pueden animar un poco está la alimentación.

Pero el problema es que habitualmente tenemos asociados ciertos alimentos a celebración, a felicidad, a cosas buenas en general.

Pero claro, cuando nosotr@s estamos desanimad@s y queremos animarnos tendemos a ir a esos alimentos antes que a otros, por supuesto tiene mucho que ver que estos alimentos no solamente es que nosotros los asociemos a eso, sino que dentro de nuestro organismo activan una serie de circuitos de recompensa que también favorecen estas decisiones.

Pero existen otros alimentos que realmente nos encantan y que nos gustan que no son tan poco saludables, pero que no tenemos tan asociados a esos momentos de celebración y de alegría.

Entonces si consiguiésemos asociar esos alimentos también a esto podríamos ser capaces en esos momentos de mayor estrés decidirnos por estos antes que por otros.

Pero OJO que no solamente el aspecto psicológico va a influir en como nos vamos a comportar de forma conductual, es decir, en que vamos a hacer.

FISIOLÓGICO/HORMONAL

Hay que tener en cuenta que cuando tenemos altos niveles de estrés nuestro cuerpo reacciona segregando o dejando de segregar ciertas hormonas, en alguna ocasión os he hablado de la leptina.

La leptina es una hormona que lo que hace es quitarnos el hambre, es decir, cuanto más altos tengamos los niveles de leptina menos hambre vamos a tener, y al contrario, cuantos mas bajos mas hambre tendremos.

Entonces cuando estamos en estas situaciones de estrés esos niveles de leptina van a bajar mucho, lo que nos va a provocar más hambre y por supuesto si tenemos más hambre vamos a comer más.

Pero claro, no solamente es esto lo que provoca que comamos más, los circuitos de recompensa, esos alimentos asociados a celebración, sino que encima segregamos más noradrenalina, más adrenalina que también va a provocar que nuestro cuerpo nos pida más comida, porque detecta como si hubiese mayor gasto de energía y entonces tendemos a comer más.

Pero vale, entonces si yo cambio el tipo de alimento que estoy tomando va a ser mucho más fácil que el estrés no me haga engordar ¿Verdad?

NO ES TAN FÁCIL

Pues no es tan fácil, por supuesto que cambiar el tipo de alimento nos va a ayudar en gran medida a que realmente cuando esten ocurriendo todas estas situaciones hormonales, no vayamos a coger tanto peso, pero es que por desgracia hay otras cosas que van a provocar que vayamos a acumular más grasa corporal.

Por ejemplo, sin meternos muy a fondo teníamos la hidrocortisona, la hidrocortisona es una hormona que lo que va a provocar es que vayamos a acumular mucha más grasa en la zona abdominal.

Entonces claro, realmente que está ocurriendo? Una serie de factores que se van a mezclar los unos con los otros, tanto hormonales como conductuales, como psicológicos y todo ello nos está provocando ese aumento de peso,y si es verdad que vamos a ayudar mucho si conseguimos cambiar el tipo de alimento que tomamos, los alimentos que tenemos en casa para que en esos momentos de mayor ansiedad no comamos peor.

Pero aun con todo esto si es verdad que es normal que se favorezca esa acumulación de grasa por ejemplo con hormonas como la que hemos hablado de la hidrocortisona que van a favorecer esa acumulación grasa aun sin haber exceso calórico.

Entonces por supuesto tenemos que intentar empezar a comer mejor a tener mejores elecciones, mejores alimentos en casa, pero por supuesto también es importante atacar a las razones por las que tenemos ese estrés.

Al final si el estrés sigue con nosotros es mucho más probable que vayamos a seguir aumentando peso, por lo que realmente tenemos que pararnos a pensar, de donde viene ese estrés?

Y una vez localizado poner todos los medios de nuestra parte para intentar que no exista o por lo menos que no exista en tanta medida.

Y por supuesto en un futuro haremos un vídeo hablando de que podemos hacer con el estrés como combatirlo, detectarlo y que maneras tenemos para intentar evitarlo.

Espero que os sea de utilidad y hasta la próxima.

 

Deja un comentario