¿Para qué quiero adelgazar?

Hoy hablamos de la importancia deque hacerse la pregunta del para que frente al por que, y como nos va a ayudar a conseguir nuestros objetivos.

El texto a continuación es una transcripción del vídeo ligeramente modificada para hacerla más agradable a la lectura.

¿Para qué quiero adelgazar? una gran pregunta, pero ¿de que va a tratar el vídeo?

El vídeo trata del para que frente al por qué, de las razones por las que el para que es mucho más útil que por qué cuando estamos intentando realizar ese cambio de hábitos y cuando estamos intentando conseguir nuestros objetivos.

Normalmente lo que solemos hacer es analizar todos nuestros actos buscando el por qué de esos actos para encontrar una justificación a ellos, pero no solemos estudiar el para qué hacemos esas cosas.

El por qué lo que nos llena es de lamentos, de remordimientos, de arrepentimientos y nos suele llevar más al pasado.

Mientras que el para que es todo lo contrario, realmente el para que son las razones para las que vamos a hacer algo, nos lleva más al futuro nos lleva más al objetivo y nos olvidamos de todas esas justificaciones y esos remordimientos y todo eso que nos provocan los por qué.

Ojo, los por qué también son importantes pero es que los por qué ya de normal los solemos estudiar mucho mientras que el para que no.

Podríamos entender por qué como una justificación y el para que como un motivo y por supuesto nos interesa mucho más el motivo que la justificación pero entonces como podemos usar en nuestro beneficio ese para que.

Saber para qué queremos conseguir algo y que sucederá cuando lo consigamos

De hecho es muy importante que el para que lo usemos en ciclo os pongo el ejemplo:

En vez de preguntarnos por que quiero perder peso tendríamos que decir para que quiero perder peso.

Y si por ejemplo nuestra respuesta sigue siendo muy vaga o amplia por ejemplo para que quiero perder peso y respondemos para verme mejor, pero para verme mejor sigue siendo amplio ¿Entonces que hacemos?

Para que quiero verme mejor y a lo mejor ya empiezan a salir otras cosas y a lo mejor empiezan a salir cosas que no habíamos pesado en un principio y salen otros posibles motivos.

Otro ejemplo podría ser para que quiero perder peso para encontrarme mejor pero para que quiero encontrarme mejor, para jugar con mis nietos, para hacer más deporte, para salir a pasear más a menudo, para hacer actividades que hace mucho tiempo que no hago…

Lo veis hemos pasado de para qué quieres perder peso para encontrarme mejor a encontrar un montón de motivos posibles para los que quiero encontrarme mejor entonces el hecho de querer perder peso lo tenemos para conseguir una cosa muy concreta y muy específica, y eso parece que no pero te ayuda a motivarte muchísimo más porque realmente ya le has dado vueltas y ya sabes perfectamente el punto en el que quieres estar.

Sin embargo si estuvieses preguntándote por qué vas a recurrir muchas veces al pasado y pensarás cosas en el pasado que ya han pasado que ya no puedes hacer nada con ellas.

Pero con el para que nos centramos en ese futuro en el futuro que llegas a una situación que ha perdido peso te has encontrado mejor y te has puesto a jugar con tus nietos o te has puesto a hacer ese deporte que no estabas en condiciones de hacer antes.

Por eso es recomendable hacernos la pregunta del para que, hacernos la pregunta del para que para conseguir otras posibles respuestas, para conseguir esos posibles objetivos, para pensar en el futuro, para centrarnos, y para encontrar como ya hemos hablado en este otro vídeo de esas estrategias que vamos a utilizar para poder llegar a ello.

¿Veis la importancia del para que frente al porque? Espero que este video os haya interesado y hasta la próxima!

Deja un comentario