La importancia de la constancia

Hoy hablamos de la importancia de la constancia, y como es más importante que el buscar las cosas rápido y sin freno.

La importancia de la constancia! Parece el título de un libro ¿Verdad?

Realmente ¿Qué es lo que quiero transmitiros con este vídeo?

Os quiero transmitir no solo la importancia de ser constante, sino que además quiero transmitiros de que es preferible hacer las cosas poco a poco y paso a paso, que el hecho de volvernos locos y hacer todo de repente.

Tenéis que tener en cuenta que hay personas que les sa le bien el hecho de dejar de fumar, el alcohol, voy a empezar a comer bien, voy a empezar a hacer ejercicio todo al mismo tiempo a lo loco y consiguen hacerlo,

Pero por experiencia personal para pocas personas funciona hacer todo tan a lo loco, al final es mucho más sencillo sobre todo a la hora de adquirir ciertos hábitos que las cosas se hagan poco a poco y para ello se debe priorizar.

PRIORIDADES

Pongamos que eres una persona que fuma, que bebe, que además come muy mal, que no hace nada de actividad física.

Entonces tendrías que priorizar que cosa es lo que debes hacer antes y como vamos a priorizar esto, pues esto lo que podemos hacer es primero priorizarlo por la importancia, por ejemplo sabemos todos los perjuicios del tabaco, entonces podría ser el primero.

Después a lo mejor es el alcohol, seguido por un cambio en la alimentación y aumento de la actividad física, o puede que estos dos estén cambiados uno por otro.

Pero claro, esto no quiere decir que esta vaya a ser tu prioridad a la hora de hacerlo ¿Pero por qué?

Porque tienes que tener en cuenta qué te va a resultar más fácil y qué te va a resultar mas difícil, puede que el hecho de dejar el tabaco sea un esfuerzo titánico y tengas que empezar por otra cosa, pero ojo sin perder de vista que también vas a dejar el tabaco en algún momento.

Pero para ir poco a poco y para conseguir esta constancia de la que estamos hablando. Al final si crees que dejar el tabaco es un esfuerzo titánico y que te va a resulta mas fácil eliminar o disminuir el consumo de alcohol puede que esta sea la mejor opción al principio y que luego cuando te vayas adaptando y cuando ya estés más animado o más animada, realmente sea mucho más fácil dejar también el tabaco.

Por eso es importante a la hora de priorizar no solo tener en cuenta que tiene mas importancia sino también tener en cuenta qué te va a resulta más fácil y como podemos ir pasito a pasito complicando las cosas.

POCO A POCO

De esta manera al hacerlo poco a poco e ir adquiriendo esos hábitos una vez adquieras uno de los hábitos puedes pasar al siguiente sin comerte la cabeza por el anterior.

Sin embargo si hicieses todo de golpe, lo que probablemente ocurriría es que terminarías en un momento con mucho estrés sin ganas de nada, con ansiedad, y sin ser capaz de hacer ninguna de las cosas que te habías planteado.

Esto ocurre muy a menudo con algunas personas que empiezan a dejar absolutamente todo que hacen actividad física que empiezan a comer mejor y aguantan las primeras semanas o incluso los primeros meses, y los resultados suelen ser maravillosos pero llega un momento que tienen tal grado de ansiedad o que a lo mejor se les junta con algún tema personal importante que son incapaces de continuar como lo estaban haciendo.

Por eso ya sabéis que es importante ser constantes y no volvernos locos y dentro de cada uno de los grupos que hemos dicho, el tema de dejar el tabaco de disminuir o eliminar el consumo de alcohol de cambiar la alimentación de mejorar tu actividad física dentro de cada uno de estos probablemente puedas tener ciertas prioridades, por ejemplo puede ser que a lo mejor no dejes el tabaco de golpe, que lo vayas dejando un poco más poco a poco, al igual que con el alcohol o puede ser que con la alimentación puede que haya cosas mas fáciles de cambiar y cosas más difíciles de cambiar, y que dentro de esto también tengas que ir pasito a pasito.

O con la actividad física, no vas a empezar a correr maratones de primeras, sino que a lo mejor lo primero seria empezar a mejorar todas actividades que vas haciendo en tu día a día y luego ir añadiendo la actividad física.

O quizás puedes hacer varios cambios al mismo tiempo pero que no sean tantos como para que te generen ansiedad y seguramente muchos os preguntaréis pero esto es un proceso muy lento y esto seguramente me llevara mucho mas tiempo que si intento todo de golpe.

Y por supuesto que te va a levar mas tiempo así, pero tened en cuenta que lo que lleváis 20, 30, 40, 50 años haciendo no lo vais a cambiar en uno solo, es prácticamente imposible.

Cuando vamos a iniciar un cambio de hábitos tenemos que tener en cuenta que eso va a ser a largo plazo, y que poco a poco iremos consiguiéndolo, que a lo mejor hay algunos cambios que nos llevan 6 meses mientras que otros nos llevan un par de semanas.

Incluso puede llegar la situación en el que algunos cambios puedan llevar algunos años, pero todo esto va a repercutir positivamente en vuestra salud, en vuestros objetivos y en todo lo que estáis buscando, por eso olvidaros de todas esas dietas milagrosas, olvidaros del hecho de empezar directamente que si me voy a presentar a una maratón que si voy a hacer noseque porque no va a funcionar, lo mejor es hacerlo poco a poco, y con mucha constancia mucha fuerza y sobre todo automotivandoos lo máximo posible.

Deja un comentario