fbpx

Cenas fáciles que no engordan

Bueno ya estamos un día más y hoy en vez de ser tan técnicos vamos a ver una pequeña guía muy rápida para hacernos nuestras propias cenas que sean rápidas, fáciles y muy sanas, os enseño distintos consejos y pondremos algunos ejemplos.

En principio solemos creer que un plato saludable y completo lleva su ración de hidratos de carbono, de proteínas y de verduras; Pero realmente no tiene porque ser así. Es decir, podemos hacernos una cena igualmente saludable quitando los hidratos de carbono, quitando incluso proteínas si hemos tomado suficiente a lo largo del día y algún día que otro podemos no tomar las verduras; Aunque ojo habitualmente es recomendable que siempre aparezcan las verduras y en general muchas personas deberían meter esa ración proteica en la cena.

Como es por la noche no tenemos nada pensado ni preparado nos da pereza ponernos a cocinar durante muchísimo rato, por esa razón lo que pretendemos casi siempre es tener una cena en un momento que no lleve más de 5 minutos y si se cocina que sea muy muy poco, ¿Y cómo vamos a hacerlo?

Escoge unas verduras

A menos de que ese día por la razón que sea haya decidido no tomar verduras escoge la que más te apetezca, puede ser pimiento, tomate, lechuga, espinaca, escarola, espárragos, maíz dulce, guisantes. Anda que no tenemos miles de opciones para escoger, y además puede que la elección que hagamos tenga que ver con el resto de alimentos que vayamos a tomar, por esa razón vamos a los siguientes consejos que nos ayudarán a escoger.

¿Frutas?

También podríamos hacer cenas que solo consten de frutas o incluso meter frutas en nuestras preparaciones, por lo que pueden ser muy buena opción. Por ejemplo una macedonia de frutas, o meter piña y manzana en una ensalada pueden darnos sabor, no darnos trabajo y sacarnos del aprieto de saber que cenar.

Ración proteica

Como os he dicho no tiene porque siempre ser necesaria pero en la mayor parte de las ocasiones si que lo es. Pero puede ser que por tus ingestas a lo largo del día con algo de verdura, o de fruta te pueda valer para irte a dormir.

Como hemos dicho que queremos cosas rápidas y sin complicación tenemos varias opciones, una de ellas sería sin cocinar:

Conservas

Tener conservas siempre va a ser de utilidad, por ejemplo sardinas, atún, mejillones, berberechos, calamares…

Anda que no hay opciones, y más fácil que esto no hay nada abrir y comer; ¿Y como podemos usarlas para hacer nuestras cenas? Pongamos ejemplos:

  • Abrimos una lata de atún, cogemos algo de lechuga o cualquier hoja verde que nos apetezca, podemos si queremos partir un poco de tomate, o echar una lata de maíz (o cualquier verdura que os guste) aliñamos con un poco de aceite de oliva, vinagre y sal y en menos de 5 minutos tenemos una gran cena para disfrutar.
  • Por ejemplo también podríamos escoger un primer plato de verduras, o incluso una ensalada de solo verduras y de segundo plato abrirnos una o dos latas de sardinas si tienes mucha hambre y para dentro, o abrimos los calamares.
  • Podemos hacer también algo más tipo picoteo, quizás unas verduritas crudas que podemos mojar en algun hummus que ya tengamos hecho o simplemente una verdura aliñada por poneros un ejemplo pepino cortado en rodajas con una cucharadita de miel (Y no, no pasa anda por tomar una cucharadita de miel en la cena no se acaba el mundo ni empeora notablemente la cena) y luego unos berberechos y unos mejillones también para ir cogiendo. E incluso añadirles unas aceitunitas.
  • Preparar un poco de pico de gallo, un poco de cilantro para dar sabor y unos mejillones que pueden ser de lata o podemos escoger algunos que directamente metes al micro unos minutitos y están listos para tomar.

Quesos y frutos secos

Tanto una como otra son grandes opciones, quizás los frutos secos tienen menor contenido proteico pero no dejan de ser un buen aliado para estas cenas. Y los quesos por supuesto cuanto más frescos y menos curados mejor pero al menos si cogemos menos frescos que sean queso de verdad y no sucedáneos.

¿Y cómo podemos usarlos?

  • Pues por ejemplo los frutos secos se pueden introducir en cualquier ensalada, incluso con las opciones que hemos comentado antes y no hay que comerse más la cabeza.
  • El queso también puede ponerse en alguna ensalada, nos puede servir también para ponerlo junto con el picoteo que decíamos antes en unas rodajas de tomate con queso fresco encima, o también podemos encontrar muchísimas recetas por internet con queso fresco batido, de hecho os invito a buscar algunas y compartirlas con todos!

Cocinando ¡Pero poco!

También tenemos opciones cocinando sin necesidad de que sea muchísimo, ¿Y qué opciones tenemos?

  • Huevos: es una gran opción, una tortilla liada o tortilla francesa como queráis llamarla se hace en un momento y nos ayuda a tener una cena saludable y que nos permitirá seguir avanzando en nuestros objetivos. También podríamos hacer huevos duros pero requeriría algo más de tiempo y esfuerzo. Además tened en cuenta que a las tortillas liadas podéis ponerles verduras o incluso algo de queso dentro y están tremendas. También en forma de revuelto, un revuelto con setas por ejemplo se hace en un momentito.
  • Filetes de pavo o pollo: Un filete de estos se hace vuelta y vuelta en un santiamén no mancha mucho y por ejemplo con un poco de limón por encima y un buen acompañamiento de ensalada o incluso dentro de la propia ensalada es una opción que me parece muy buena, muy rápida y que es una gran solución en muchísimas ocasiones.

Como veis hacer una cena rápida y sana no tiene dificultad ninguna, al final cualquiera de estas opciones puede ayudarnos enormemente a no perder tiempo y mantener nuestro objetivo a flote, y aprovechando estos consejos os dejo con un listado de distintos platos que podríamos hacer:

  1. Revuelto de huevos con setas
  2. Tortilla francesa de verduras
  3. Tortilla francesa con queso tipo mozzarella
  4. Espárragos trigueros acompañando a un filete de pavo a la plancha
  5. Filete de pollo con un chorro de limón y brócoli acompañando
  6. Picoteo con pepino con miel, berberechos, mejillones y aceitunas.
  7. Ensalada de lechuga con nueces, queso fresco, tomate y cebolla.
  8. Espárragos blancos con vinagreta.
  9. Ensalada de atún con espinacas, zanahoria y tomate.
  10. Tomate cortado en rodajas con queso fresco y una lata de sardinas.
  11. Mejillones con pico de gallo.
  12. Ensalada de pollo con rúcula, zanahoria y pepino.
  13. Ensalada de lechuga y zanahoria con manzana y piña.
  14. Macedonia de frutas.
  15. Guisantes enlatados con calamares de lata

Y podríamos tener muchísimas opciones más estos son solo algunos ejemplos para daros esas ideas que estáis buscando, así que adelante! Y recordad compartir vuestras recetas en los comentarios para apoyarnos entre todos.

Como siempre os digo ha sido un placer estar un día más con vosotras y con vosotros y nos vemos en el próximo artículo Hasta luego!!

Deja un comentario