276. Salsas saludables II

Hace ya más de 150 episodios que hablamos de posibles salsas saludables hoy vamos a ver algunas más bastante interesantes.

Cómo ya dije en su momento el comer sano no implica aburrirse comiendo, podemos introducir muchas recetas en nuestro día a día que pueden ayudarnos a que los platos sigan estando tremendos pero que la densidad energética no suba demasiado en cada uno de ellos, así que vamos a ver más ideas de posibles salsas.

Salsa de mostaza

Hay veces que vemos ingredientes que no querríamos meter y por esa razón evitamos posibles recetas que podrían ser muy buenas, en este caso concreto os traigo una salsa que pese a llevar una cucharada de azúcar es muy poca cantidad por ración, por lo que no todo son los ingredientes sino también las cantidades que usamos de ellos.

¿Qué ingredientes lleva?

Semillas de mostaza blanca (50g), vinagre (75ml), agua (50ml), vino dulce (30ml), una cucharada de azúcar, sal y cúrcuma

¿Y cómo lo hacemos?

Muy sencillo, únicamente juntamos los ingredientes y dejamos reposar un día en la nevera y ya lo tenemos.

Salsa de yogur

La típica salsa de yogur de la que probablemente habéis oído hablar, no tiene misterio y a mi sinceramente sobre todo para ensaladas me parece un gran añadido, así le damos algo de vida. Eso sí, si te gustan las ensaladas solo con un poco de aceite y vinagre no hace falta que te pases a esta, pero si ya te aburren adelante con ello.

¿Qué ingredientes lleva?

Yogur, limón, ajo, sal, pimienta negra

¿Y cómo lo hacemos?

Cómo muchas otras recetas de salsas no existe complicación ninguna a la hora de prepararlas, en este caso simplemente es mezclar los ingredientes, un truco es rallar el ajo.

Luego hay algunas recetas más complejas en las que se añaden otros elementos que deben ser batidos, pero ya tenéis la idea ahora os toca buscar e improvisar.

Salsa de frutos rojos

No solamente se usa para postres sino que además podemos utilizarla también para acompañar algunas carnes o incluso en ensaladas más frescas. Es otra de esas recetas en las que también vemos que se utilizar el azúcar, ¿Pero no hay que evitarlo? Generalmente si, pero en cantidades tan pequeñas no es necesario que tengamos cuidado, y siempre podemos disminuir la cantidad e incluso utilizar algún edulcorante.

¿Qué ingredientes lleva?

200g de frutos rojos, un vaso de agua y 10g de azúcar

¿Y cómo lo hacemos?

Simplemente juntamos ingredientes y a batir tranquilamente, la batidora no la pongáis al máximo empezad poco a poco.

Falsas Mayonesas

Es cierto a muchas y muchos nos encanta la mayonesa, el problema es que generalmente cuando tomamos mayonesa la cantidad de aceite que estamos introduciendo es enorme, esto aumenta la densidad energética de nuestro plato y en definitiva puede que no nos facilite llegar a nuestro objeto. ¡Ojo! Pese a que pueda ser saludable

Os traigo una de esas posibles recetas de falsa mayonesa pero podéis buscar muchas otras como la tofunesa u otras variaciones.

¿Qué ingredientes lleva?

1 huevo, 100g de queso de burgos, 1 diente de ajo, perejil, sal, agua

¿Y cómo lo hacemos?

Para hacerla el huevo debe estar cocido, ponemos el huevo ya cocido en la batidora con el queso de burgos, incorporamos el ajo (la cantidad al gusto) el perejil y la sal.

Luego hay opcionales como añadir mostaza, zumo de limón o vinagre; Y la cantidad de agua dependerá la textura que queramos conseguir empezamos sin añadir y vamos comprobando la que más nos guste.

¿Salsa japonesas?

En el último podcast que hablamos de todo esto también hablamos de la salsa de soja, una salsa japonesa bien conocida con mucho sabor, pero si queréis meteros más a fondo en la cocina japonesa ya que tiene algunos elementos muy interesantes os recomiendo que busquéis otras salsas como la yakisoba, la salsa ponzu o la tonkatsu, aunque esta última no es la más recomendable sinceramente, pero podéis encontrar variaciones mucho más saludables.

Ali oli de aguacate

Vamos a utilizar una de esas frutas grasas que tan de moda se han puesto con esto de comer más sano, grasas saludables de buena calidad y una textura muy interesante que hace que sea muy versátil en la cocina.

¿Qué ingredientes lleva?

Un huevo duro, 175g de aguacate maduro, zumo de limón, diente de ajo, cebollino, agua, sal

¿Y cómo lo hacemos?

Preparamos el huevo duro y lo enfriamos, lo ponemos en la batidora con la pulpa del aguacate, el zumo de limón, el diente de ajo y el cebollino troceado.

La sal al gusto y batimos hasta tener la textura que más nos guste, el agua puedes ir añadiéndola poco a poco dependiendo la textura que quieras conseguir.

Cómo veis hay muchísimas opciones a utilizar para poco a poco ir consiguiendo tener en nuestra cabeza una base de datos de posibilidades y que al menos si dejamos de comer bien no sea porque nos aburre.

Espero que os haya gustado y nos escuchamos mañana con más y por supuesto con mejor, ¡Hasta luego!

Deja un comentario