267. Ansiedad por comer y qué preguntas hacerse

Es importante que cuando tenemos ansiedad por comer ciertas cosas nos hagamos algunas preguntas que nos ayudarán a identificar posibles causas y a entender mejor esa ansiedad que tenemos por comer, pero por supuesto esto nunca va a quitar la labor de la profesión de psicología.

El primer aviso que quiero dar es que lo que voy a explicar a continuación no pretende entrar dentro de la labor de las/los psicólogos, simplemente es un ejercicio que puede ayudar a bastantes personas a entender e identificar ese proceso de ansiedad, pero nunca va a sustituir la labor tan importante que deben hacer dichos profesionales.

Lo más importante siempre es tener algún sitio donde apuntamos estas cosas, ya sea en notas del móvil una aplicación o una libreta que llevemos siempre encima, cualquier opción nos vale siempre y cuando podamos llevarla encima.

Cuando ocurran estos momentos de ansiedad hay que apuntar los siguientes puntos:

  • Fecha y hora: Esto siempre es importante para identificar posteriormente los días que ocurrió e incluso entender algunos aspectos que no habíamos tenido en cuenta a lo largo de los meses.
  • ¿Qué estaba haciendo la última hora antes de que me entrase esa ansiedad? Puede ser ver la tele, volver del trabajo o cuidar a tus hijos, puede ser cualquier cosa pero es importante tenerlo en cuenta ya que puede haber situaciones en las que veamos que se repite el mismo patrón día tras día.
  • ¿Qué desencadenó o qué estaba haciendo cuando estalló la ansiedad? Otro punto importante, no siempre seremos capaces de identificar el detonante, pero sí que sabemos perfectamente qué estábamos haciendo en ese mismo instante que detonó y es igualmente importante tenerlo en cuenta.
  • ¿Cómo actué y/o que comí? Otro detalle, cual fue la elección, qué comiste, ¿Intentaste luchar contra ello? ¿Comiste mucho o poco?, ¿Intentaste entretenerte haciendo otra cosa?
  • ¿Qué hice después? Cuando ya acabó todo qué te pusiste a hacer, era obligado o estabas descansando
  • ¿Cómo me sentí justo antes de ese momento? Tremendamente importante, detectar y comprender esas sensaciones que asocias a ese proceso de ansiedad justo en el momento antes de que empiece, entender realmente qué es aquello que determina que sepas que estás comenzando.
  • ¿Cómo me sentía durante ese momento? Igual, sensaciones, por ejemplo si luchabas contra ello esas sensaciones de lucha interna, si no lo hacías en que pensabas que sentías, identificar tus sentimientos puede ayudar y mucho.
  • ¿Cómo me sentí justo cuando sacié esa ansiedad? Ese sentimiento tras haber comido por esa ansiedad, o tras haberla conseguido superar y tomado otra decisión, ¿Te fustigas?¿te das la enhorabuena? ¿Qué sientes?
  • ¿Cómo me siento cuando pienso en esta situación en frío? Esto tienes que rellenarlo incluso días después, recordar esa situación e identificar los sentimientos que tienes al pensar en ello.

¿Cuándo apunto todo esto?

Puedes hacerlo incluso durante ese proceso de ansiedad, dado que puede ayudarte a entender que está pasando e incluso a saber como enfrentarte a ello adecuadamente, pero también puedes hacerlo al finalizar.

Lo mejor es que no pase demasiado tiempo desde que ha ocurrido hasta que piensas en todo esto, ya que cuánto más reciente más exactas serán tus respuestas y más consciente serás de la situación.

¿Y me va a servir de algo?

Te sirve para dar un primer paso, un primer paso que te ayuda a entenderte mejor, y a detectar cosas que antes no habías detectado. Hacer esto no implica que vayan a acabar esos ataques de ansiedad pero al menos eres más consciente de ellos y puedes intentar tomar otras decisiones para remediarlo.

¿Y si no eres capaz? Pues no dudes en acudir a un/una profesional que te ayude en ese proceso, que seguramente agradecerá tus notas con todas estas sensaciones para entenderte mejor y para poder ayudarte de una forma mucho más rápida sin empezar de cero.

Espero que os haya servido y nos escuchamos mañana con más y mejor. ¡Hasta luego!

Deja un comentario