202. Cherry picking o falacia de evidencia incompleta

En ocasiones vemos afirmar hipótesis que no tienen sentido alguno, y que parecen estar respaldadas por la ciencia. Nos sueltan una frase bomba y luego enlazan a un estudio que demuestra lo que nos están contando, bienvenidas y bienvenidos al fantástico mundo del cherry picking.

¿Qué es el cherry picking?

El cherry picking o falacia de evidencia incompleta consiste en coger los datos que nos interesan para dar nuestro punto de vista sobre un tema. No siempre consiste en coger aquellos estudios que reafirman nuestro posicionamiento sino que puede haber muchísimas formas de hacerlo.

Podemos escoger las partes de un gráfico que nos interesen, las vivencias de un caso concreto, podemos omitir cierta parte de la información e incluso podemos enlazar un estudio que no dice lo que nosotros defendemos pero que da más validez a lo que estamos diciendo al suponer que la ciencia lo ha demostrado.

Aunque no siempre el cherry picking consiste en coger una información concreta que nos interese. A veces simplemente ocurre de forma fortuita y por falta de conocimiento o una búsqueda sesgada de la que no nos hemos dado cuenta.

Vamos que realmente podemos hacerlo adrede o podemos haberlo provocado sin darnos ni siquiera cuenta. Y muchas veces dentro de la divulgación ocurren ambas formas, y es donde surgen muchas peleas ideológicas en distintos campos.

Vamos a ver algunos posibles ejemplos de como ocurre esta situación…

Falacia por datos incompletos

Imaginad que yo ahora voy a google trends a ver la tendencia de búsqueda de un tema en concreto, como tratamos el tema nutrición vamos a coger algo de ese campo, por ejemplo el interés por un nutricionista…

Si yo cogiese solo esa parte del gráfico entonces podría decir que el interés por los nutricionistas está bajando a lo largo del tiempo. Estoy simplemente cogiendo la parte del gráfico que a mi me interesa.

Sin embargo vemos que este que es el gráfico normal a 5 años claramente hay picos de subida y bajada. Pero la tendencia es a que cada vez haya más interés sobre este tema.

Esto sería un ejemplo de cherry picking, coger solo los datos que nos interesa para demostrar nuestro punto de vista. Es lo mismo que nos ocurría la semana pasada cuando hablábamos de si es o no necesario tomar leche.

En el estudio que mencionábamos habían cogido los datos que más habían interesado de una base de datos de alimentos para demostrar su punto de vista, es una forma de hacer cherry picking pese a que los datos no demuestren lo que dices.

Este estudio me gusta, este no

También hay uno muy muy típico, es el hecho de buscar estudios sobre un tema en concreto y simplemente quedarnos con los que concluyen lo que pretendemos demostrar.

Por ejemplo cuando hablé del zumo podría haberme quedado simplemente con aquellos estudios que confirmaban que puede provocar obesidad a largo plazo. De esa manera hubiese hecho un cherry picking de libro, pero había otros que no demostraban lo que yo pretendía. Y en este caso si que los añadí para evitar que se tachase el artículo como tal.

Este tipo de cherry picking es por desgracia el más habitual y de los que considero incluso más peligrosos, porque es fácil caer en él. Incluso de forma fortuita sin darnos cuenta, de ahí que siempre diga que hay que intentar demostrar lo contrario de lo que se piensa.

Está claro que esto en una revisión sistemática se podría evitar, diciendo qué se va a buscar y que parámetros se tendrán en cuenta en la selección de estudios para luego hacer cálculos estadísticos y llegar a una posible respuesta más realista. El problema que para hacer esto se necesitan varias personas y mucho tiempo…

Grandes sesgos y selección inteligente

No voy a dar nombres porque no me parece lo correcto pero esto lo he visto a hacer a divulgadores muy conocidos. ¿En qué consiste?

Consiste en que yo quiero decir que algo es bueno, por ejemplo imaginad que yo quiero decir que un champú hecho con barro del kilimanjaro es mejor que el champú de toda la vida que usamos.

Cómo probablemente no hay ningún estudio que los compare, o de haberlo puede que sean iguales o incluso que sea peor el del barro del kilimanjaro entonces lo que busco son estudios que vean las propiedades maravillosas que tiene el del kilimanjaro.

Podría poner algo cómo, se ha visto que el champú del kilimanjaro tiene muchas más propiedades beneficiosas y es mejor que el champú convencional con tal y tal. Aquí enlazaría un estudio que simplemente hable del que me interesa obviando el otro.

Ya os digo esto lo he visto hacer bastante y a gente muy conocida, o decir que un alimento es bueno en base a un estudio del que es prácticamente imposible sacar esa conclusión, y pese a que ese alimento sea bueno no es necesario coger un mal estudio para ello, tenemos que intentar ser más objetivos.

Hay muchos más ejemplos

La verdad es que hay muchos más ejemplos de cherry picking, pero son tan infinitos como inteligencia o desconocimiento de la persona que los usa.

Algunos de ellos son por simple desconocimiento, ya sea desconocimiento de entender un artículo científico, desconocimiento del tema en concreto, desconocimiento de los posibles sesgos que pueden afectar, y de hecho muchos de ellos probablemente puedan ocurrirme a mi también y son más difíciles de controlar.

Por eso siempre hay que intentar ser objetivos, plantearnos mil veces las cosas e intentar demostrar lo contrario, de esa manera eliminaremos muchos de los fallos que podamos cometer.

Pero bajo mi punto de vista hay una forma muchísimo mejor de eliminar esos fallos, y es el hecho de ser capaces de reconocer que te has equivocado, lo que a veces parece que para muchas y muchos es muy difícil de hacer. Y sinceramente soy de la opinión de que reconocer los fallos demuestra mucha más inteligencia que no hacerlo, opinión subjetiva propia por supuesto.

Así que nada más hasta aquí el artículo de hoy y espero que os haya gustado y resultado de utilidad. Muchas gracias por estar un día más al otro lado y nos vemos mañana con más y esperemos que mejor. ¡Hasta luego!

Deja un comentario