179. Tecnología y avances alimentarios, ¿Nos adaptamos?

Siempre hablamos de la importancia de intentar tomar materias primas, de cocinar, de evitar muchos procesados. ¿Tenemos que replantear la postura o vamos por buen camino?

Hoy me apetece reflexionar con vosotras y con vosotros acerca de un tema que me parece muy interesante. De hecho me encantaría conocer vuestra opinión al respecto por lo que si me escribís con vuestra opinión os lo agradecería un montón.

El tema sobre el que me apetece reflexionar es acerca del mensaje que solemos dar los nutris actualmente. Hablamos siempre de las materias primas, de meterse en la cocina de evitar bastantes procesados. Pero al mismo tiempo hablamos de adaptarse, de preveer, de ahorro de tiempo.

INDUSTRIA ALIMENTARIA

De hecho consideramos a la industria alimentaria como una especie de malo de cuento que está subido en su torre de marfil frotándose las manos y buscando la manera de dañar nuestra salud y dominar el mundo.

Quizás en la parte de dominar el mundo podemos tener parte de razón, al final lo que quiere prácticamente cualquier industria o empresa es ganar más dinero. Y precisamente sus esfuerzos van enfocados en esa dirección. Campañas agresivas de marketing, colocación de los productos en los estantes, etiquetados que llamen la atención, sabores potentes que realmente necesites repetir, raciones específicamente diseñadas para que se acabe antes el paquete que compras…

En definitiva está claro que lo que quieren es que compres, y cuanto más compres mejor para ellos y es algo lógico. ¿Pero realmente está pensando en intentar dañar nuestra salud con todo esto? O simplemente es que demandamos ese tipo de productos porque realmente están buenos.

Con esto me paro a pensar que si no comprásemos esos productos no se venderían, pero lo sé esto es una situación completamente utópica. Porque no vamos a negarlo todos esos productos están muy buenos, y a nivel poblacional es lógico caer en ellos.

¿PERO TODO ES MALO?

Pero claro tenemos que hacernos esta pregunta, ¿Realmente todo lo que hace es malo? Al final cuando compramos un producto de esas características no solamente estamos buscando sabor. Muchas veces estamos buscando precio, estamos buscando comodidad…

Y realmente cosas como precio y comodidad nos las consigue la industria y es verdad. Por ejemplo cuando compras unas legumbres puedes comprar las legumbres en crudo, de hecho las puedes comprar incluso en otro tipo de tienda que la venden a granel y llevas tu propia bolsa de tela que vas reutilizando.

Claro, es cierto es sostenible, es cierto menos envases, pero es un esfuerzo añadido, no solamente por el hecho de comprarlo de esa manera, sino más bien porque vas a tener que poner en remojo esas legumbres, vas a tenerlas que cocer más tiempo o sacar la olla exprés a relucir, incluso para preparaciones sencillas como podría ser una ensalada de legumbres o un hummus.

No vamos a negar la comodidad que nos da tener un bote de legumbres y ahorrarnos días de espera y horas de trabajo. Lo mismo ocurre con el tomate frito por ejemplo, está claro que puedes hacer tu propio tomate, puedes hacerlo modo exprés pero aún así te lleva un tiempo. O puedes decir voy a hacer mucha cantidad y guardarlo en botes al vacío.

No niego que puede que sea mejor hacerlo de esa manera, Pero, ¿Todo el mundo está dispuesto a gastar ese tiempo?

APROVECHAR LOS AVANCES ALIMENTARIOS

Quizás en ciertas personas la única manera de comer verdura sea comprando congelada porque se les termina estropeando si la compran fresca. Puede que otra persona sólo coma ensalada si tiene la bolsitas ya preparadas.

Puede que alguien solo coma legumbres si tiene el bote, o pimientos si los tiene en conserva. Quizás para alguna persona la única manera en la que va a comer pescado es enlatado.

Esto es lo que quiero que reflexionemos, el hecho de si realmente tenemos que intentar todos cambiar o tenemos que entender que no todo el mundo está dispuesto a dedicar tiempo a su alimentación.

Yo personalmente es cierto que prefiero dedicar parte de mi tiempo a comer bien, pero también es verdad que en mi despensa encontrarás legumbres en bote, pescado enlatado y en mi congelador verdura congelada.

¿Como fresco? Pues sí y bastante, ¿Cómo conservas, procesados y enlatados? Pues la verdad que también. Y me salvan el pellejo en más de una ocasión en la que sin eso tendería a otras cosas mucho más insanas.

VIVIMOS EN LA SOCIEDAD DEL TIEMPO

Vivimos en una sociedad en la que el tiempo es de nuestros recursos más valiosos, y que haríamos cualquier cosa por media hora más al día. Y esa es la pregunta que me hago ¿Realmente tenemos que intentar volver todos a comer fresco, a granel y de temporada?

O realmente tenemos que intentar pedir a la industria a gritos procesados más saludables, que nos faciliten la vida al mismo tiempo que se preocupan por nuestra salud. Para que todas esas personas que no están dispuestas a dedicar ese tiempo puedan mantener unos hábitos correctos.

Incluso para que esa persona que no quiere cocinar todo el domingo aproveche esas dos o tres horas para irse al monte, de paseo, de picnic con sus hijos o a escalar una montaña.

SINCERAMENTE NO SÉ QUE ES LO MEJOR

Yo sé que en consulta procuro intentar conseguir ese consumo de materias primas, que entren en la cocina y que eviten en la mayor medida que puedan los procesados. Pero también me adapto y doy esas ideas con alimentos enlatados, embotellados, congelados y procesados que puedan facilitar su día a día.

Sinceramente no sé qué es mejor, y no se si hay una respuesta buena a esta pregunta. Quizás lo que pienso sea igual de utópico que intentar que todos entremos en la cocina. Quizás ese mundo que pregunto si debemos buscar no exista, pero no por ello dejaré de preguntarme qué es mejor.

Por ahora sé que seguiré trabajando como hasta ahora, que seguiré adaptándome a quien tengo delante y que seguiré luchando para evitar que 1 de cada 2 personas sufran sobrepeso u obesidad pese a que haya gente que le sigamos pareciendo exagerados.

Que seguiré luchando para evitar que haya 650 millones de personas en el mundo que padezcan obesidad, para evitar que las enfermedades cardiovasculares sean la principal causa de muerte, que haya gente cuyo nivel de vida a partir de los 40 años sea una supervivencia continua más que disfrutar de lo que le queda por delante.

¿Qué opináis?¿Cuál creéis que es el camino a seguir? Ya sabéis que los martes filosofeo más de lo debido, pero espero que me permitáis estos pequeños desvaríos a cambio de lo que intento compartir día tras día.

Por supuesto muchas gracias por estar un día más al otro lado y nos vemos mañana con más y mejor, ¡Hasta luego!

Deja un comentario